Instauración de un monumento en la sepultura de un piloto soviético desconocido fallecido en 1936-1939 cerca de Toledo

Compressed file

Este año, en el Día del Soldado Desconocido, que en Rusia se celebra el 3 de diciembre, la representación de Rossotrudnichestvo, conjuntamente con la Embajada de la Federación Rusa en España, levantó un monumento conmemorativo en el lugar de sepultura de un aviador soviético desconocido, caído durante un combate aéreo en la Guerra Civil Española (1936-1939).

 

Como resultado de muchos años de trabajo conjunto del Agregado Militar de la Embajada y la representación de Rossotrudnichestvo con asociaciones de veteranos españoles y la alcaldesa de Escalonilla (Toledo), se pudo averiguar la ubicación exacta de los restos del aviador soviético que fueron enterrados por vecinos de la localidad en el sitio en el que se estrelló el avión en los alrededores de Escalonilla.

 

La alcaldesa de Escalonilla, Sonia María Gómez, representantes de la organización de veteranos españoles, el propietario de la tierra en la que se instaló el monumento, y ciudadanos y vecinos del municipio, vinieron a rendir honores a las hazañas de los soldados soviéticos que dieron sus vidas en suelo español. Todos ellos participaron en la ceremonia en la que se erigió el monumento conmemorativo.

 

En el futuro nuestros esfuerzos estarán enfocados en esclarecer la identidad del soldado desconocido y, posiblemente, volver a darle sepultura en el osario común del cementerio de Santa Cruz de la Zarza (Toledo) junto con un monumento conmemorativo a cinco pilotos soviéticos que murieron durante la Guerra Civil Española.

Compressed file